viernes, 12 de junio de 2020

Especiales inéditas y más seguridad habrá en el Dakar-2021

Seguridad reforzada, especiales inéditas y más relevancia para la navegación: esas serán las líneas maestras del Rally Dakar-2021 (3-15 de enero), el segundo consecutivo con Arabia Saudita como sede, según los planes desvelados el jueves por la empresa organizadora, ASO.

La mítica prueba de aventura, que se disputó en Sudamérica de 2009 a 2019 antes de mudarse a Arabia Saudita en 2020, tendrá salida y meta en Yeda. Llevará primero a la caravana hacia el Este del país y luego hacia el Norte, con una jornada de descenso en Ha'il (centro) el 9 de enero, antes de volver a bajar a lo largo del mar Rojo.

En el programa habrá doce días de carrera y en el mismo figurará la tradicional 'etapa maratón' (sin asistencia mecánica exterior una vez llegue la noche).

"El país es tan grande que hemos conseguido retomar únicamente 50-100 kilómetros del recorrido del pasado año", celebró David Castera, el director del Dakar, a la AFP.

A falta de no haber podido elaborar el diseño del recorrido en el lugar por las restricciones de la pandemia del nuevo coronavirus, los organizadores han compuesto los "kilometrajes, puntos de asistencia, puntos de pausa" gracias a imágenes por satélite, afirma el patrón de la prueba.

"Durante cada etapa encontramos todos los ingredientes. Hemos tratado de conservar las dunas, las partes técnicas y las partes rápidas, un poco en todos los días", añade este expiloto de motos y copiloto.

- Planes revisados -

La crisis del COVID-19 ha obligado a los organizadores, que llegaron a Arabia Saudita en 2020 con la intención de extenderse a países vecinos, a revisar sus planes para la edición de 2021.

"Habíamos trazado un Dakar con otros países. Desgraciadamente, cuando llegó el confinamiento debíamos ir para hacer un recorrido. No pudimos hacerlo, así que nos vimos obligados a abandonar nuestro proyecto para este año", admite Castera.

"Tenemos tres países alrededor que nos solicitan y que corresponden al ADN del Dakar: Omán, Emiratos Árabes Unidos y Jordania", explica.

Tras sus orígenes en África y la década en Sudamérica, la instalación del Rally Dakar en Arabia Saudita ha generado controversia, especialmente con críticas de defensores de los Derechos Humanos. El país ha apostado por el deporte y la apertura al turismo para mejorar su imagen internacional.

La prueba debe permanecer en la región al menos para las próximas cuatro ediciones.

David Castera estima que hay que esperar a septiembre "para tomar decisiones de verdad" sobre las medidas sanitarias que se apliquen en 2021.

En un contexto de crisis económica, "buscar patrocinadores va a ser más difícil", avisa Castera. "Hay que esperar a una bajada de participantes en los dos próximos años", vaticina.

- "Instinto puro" -

Después de las muertes este año de dos pilotos de motos, el portugués Paulo Gonçalves y el holandés Edwin Straver, la seguridad en las pruebas de motos y de quads será una de las prioridades en la 43ª edición.

Los chalecos con airbag serán obligatorios en las categorías más vulnerables y habrá alertas sonoras que avisen a los pilotos cuando se aproximen a un peligro. Su velocidad podrá verse limitada a 90 km/h en algunas zonas de riesgo.

Las otras novedades se refieren a la navegación. Después de una prueba en 2020, el 'roadbook' que indica el recorrido a los participantes será sistemáticamente distribuido en la mañana de las especiales y no la víspera por la noche.

"Hay relojes conectados, teléfonos, pequeños GPS, muchas cosas. Había que eliminar la posibilidad de tener acceso a esas forma de hacer trampas", justifica el patrón del Dakar. "Será una cuestión del instinto puro y de cada uno llegar a leer y comprender en una primera lectura una nota del roadbook", señala.

Hasta ahora en papel, ahora será en una versión electrónica para tableta.

Además, una categoría para nostálgicos se añade, el 'Dakar Classic', que juzgará más la regularidad que la rapidez en réplicas de coches y camiones concebidos antes de 2000 y que hayan participado en la carrera.



lunes, 18 de mayo de 2020

ASO ratifica que el Dakar 2021 se llevará a cabo



La edición 2021 del Rally Dakar, organizado por la Amaury Sport Organisation (ASO), se llevará adelante, de momento en el mes de enero y dentro de los plazos establecidos, de acuerdo a las proyecciones que realizó el director de esta prueba, el francés David Castera.

“La carrera se va a hacer, a menos que pase una catástrofe aún mayor. Nosotros vamos muy bien, el Dakar es el evento más lejano en el tiempo, así que es el menos afectado”, declaró Castera en entrevista con el diario Marca de España.

El Rally Dakar de este año se corrió en su integridad por los desiertos de Arabia Saudita -luego de 11 versiones consecutivas que se efectuaron por Sudamérica- y pudo finalizar todas sus etapas antes de que el nuevo coronavirus llegue a expandirse por el Medio Oriente y el mundo.

El habitual reconocimiento al terreno para la diagramación de la hoja de ruta no representa una preocupación por ahora para los organizadores, ya que aplicará la tecnología con el rastreo de las imágenes satelitales y esperan pisar suelo árabe a finales de junio y a principios de julio.

El único obstáculo dentro del trabajo de la organización está en la inclusión de nuevos países para la edición del próximo año. Esta idea se detuvo. Los posibles candidatos han retrocedido en su intención de ser parte de este evento deportivo por la crisis originada por la Covid-19.

domingo, 19 de enero de 2020

Un recorrido inusual y vibrante

El Dakar 2020, el primero en Arabia Saudí, puede considerarse un éxito. En lo deportivo ha sido vibrante, el recorrido ha gustado mucho a los pilotos (aunque con aspectos a mejorar) y la competición ha ganado en limpieza y profesionalidad. Ahora que se echa el telón a esta edición, surgen incógnitas que, poco a poco, se irán desvelando.

¿Seguirá Carlos Sainz?

Seguramente es la más difícil de responder de todas. A sus 57 años y con el tercer Dakar en el bolsillo, el madrileño bien podría decidir poner el punto y final a su carrera con este gran triunfo. Ganar un Dakar no sucede todos los días y, la mayoría de las veces no sólo depende de la forma en que llegue un piloto. Este año hemos tenido un buen ejemplo: todos los pronósticos daban al Toyota como el mejor coche, el equipo más potente y el que tenía todas las bazas para ganar. Sin embargo, sobre el terreno se ha demostrado lo contrario y de este Dakar parece salir una conclusión: el buggy de dos ruedas motrices es el ideal para las características de Arabia Saudí. Eso nos pone ante otro factor importante que puede pesar en la decisión de Sainz -que tomará con más calma cuando pase la vorágine-: aprovechar el ciclo ganador del Mini, otra ‘criatura’ suya, ahora que parece estar plenamente maduro.Y, salvo que Arabia (o los países que se sumen al recorrido) nos dé más sorpresas el año próximo con nuevos territorios que cambien las reglas marcadas este año, ese coche puede tener un par de temporadas más de dominio. Sobre todo porque no habrá -salvo sorpresa mayúscula- ningún nuevo fabricante con un buggy (que, además, son muy complicados de desarrollar)... aunque sí podría haber sorpresas entre los 4x4. Y, si se retira Peterhansel, él será aún más ‘jefe’.

¿Repetirá Fernando Alonso?

Sí. Aunque la verdadera cuestión es ¿cuándo? El asturiano ha rendido por encima de lo esperado por casi todos, incluido por él mismo. Se podía prever para él un puesto entre los 10 primeros de la general, algo que hubiese logrado casi sin proponérselo simplemente evitando los dos accidentes. Pero su capacidad para adaptarse a los cientos de factores que entran en juego en la disciplina de los raids ha sido sorprendente, incluso sabiendo del inmenso talento del asturiano como piloto. (Marca.com)

Brabec retorna a EEUU al podio y Casale un triunfador



Hacía 31 años que el primer fabricante mundial no ganaba el Dakar. Además, ningún piloto estadounidense se había adjudicado aún el rally raid más celebre del mundo. El viernes, en Qiddiya, Ricky Brabec y su Honda 450 CRF escribieron un nuevo capítulo en la historia con letras de oro. A la cabeza desde el final de la tercera etapa, el californiano ha sabido gestionar sabiamente su ventaja a lo largo de las jornadas. El año pasado le traicionaba la mecánica a tres especiales de la meta, pero este año la moto ha ido como un reloj hasta el último kilómetro. La justa recompensa para un piloto que no escatima jamás esfuerzos, así como para Honda, que ha sabido esperar pacientemente desde su retorno oficial al Dakar en 2013. Edición tras edición, sin desalentarse, pese a los reveses acumulados, el equipo HRC ha logrado perfeccionar la fiabilidad de la moto, reorganizar su estructura y encontrar esa alquimia sin la que resulta imposible hacerse con el éxito, para destronar al equipo KTM que sumaba 18 victorias consecutivas desde 2001. Detrás de Brabec, Pablo Quintanilla ha sido el más incisivo. Al manillar de su Husqvarna, el piloto chileno se ofrece un excelente segundo puesto, tras un año dedicado a recuperarse de la lesión del último Dakar en Perú. El tercer puesto del podio es para Toby Price, ganador en 2019. La categoría “Original by Motul” es para el rumano Emanuel Gyenes con más de una hora de ventaja sobre Benjamin Melot.

QUADS: EL RETORNO VICTORIOSO DE CASALE


Tras una escapada poco fructífera en SSV el año pasado, Ignacio Casale regresa en 2020 a su primer amor y a la categoría quads, en este primer Dakar saudí. Buena elección para el bicampeón de la prueba, que no ha perdido su hábil manejo del manillar y dejaba su impronta en la carrera desde los primeros kilómetros. A la cabeza de la general de principio a fin, el chileno no ha contado realmente en ningún momento con una clara oposición, pese a los esfuerzos de Simon Vitse (2 victorias de etapa) o de su compatriota Enrico Giovanni, que se veía obligado a abandonar en la sexta etapa. Con 4 victorias de etapa y una presencia en el Top 4 con una regularidad pasmosa (10/11), Casale no ha ofrecido mucho suspense. Tan solo la pérdida de 45 minutos en la búsqueda de un way-point en la 10ª etapa inquietó un poco al piloto, que iguala ahora a Marcos Patronelli como tricampeón del Dakar en esta categoría.

31 años tuvieron que pasar para el fabricante de motos, Honda vuelva al podio de ganadores del raid más duro del mundo.

El Dakar 2020 bajó el telón con Sainz inmenso

De los bordes del mar Rojo con Jeddah como punto de salida hasta la ciudad del deporte y de la cultura de Qiddiya, cerca de la capital Riad, pasando por los cañones y las montañas del oeste del país y luego por el extenso espacio vacío lleno de dunas del llamado “Empty Quarter”, la 42ª edición del Dakar ha culminado con las victorias del estadounidense Ricky Brabec en motos, que sube a Honda a lo más alto tras 31 años de espera; de Carlos Sainz, con su tercer trofeo con tres marcas de coche diferentes; de Casey Currie, que ondea también la bandera de Estados Unidos en SSV; del chileno Ignacio Casale, que vuelve a hacerse con las riendas de la categoría quads; así como de Andrei Karginov, que prosigue con la saga victoriosa de Kamaz.

En total, 237 de los 342 vehículos que tomaron la salida en Jeddah (un 69,3%) figuran en la clasificación general final de la prueba: 96 motos, 12 quads, 58 coches, 31 SSV y 40 camiones. 19 vehículos que abandonaron por el camino han llegado a Qiddiya en el marco de la categoría Dakar Experience.

COCHES: LA RESISTENCIA DE SAINZ

Los grandes veteranos mantuvieron el control del Dakar, prueba de madurez por excelencia. Fernando Alonso no se atreverá a decir lo contrario, ya que sus prometedoras prestaciones no fueron suficientes para proporcionar el tan ansiado duelo español, ni Yazeed Al Rajhi, que prosigue con su aprendizaje y obtiene en casa su mejor clasificación, una cuarta posición. Los tres pilotos que ocupan el podio suman 50 participaciones en coches y ahora 14 títulos en la categoría. El conocimiento de la región y la fiabilidad de un Hilux Toyota con resultados demostrados, hacía que los pronósticos favorecieran a Nasser Al-Attiyah. Sin embargo, el buggy Mini confiado a Sainz no se ha desviado en ningún momento del camino al éxito. En cabeza tras la tercera etapa y luego en la jornada de descanso, El Matador solo tembló en la octava especial, cuando perdió parte de su ventaja sobre sus dos rivales más cercanos. Sin embargo, supo aguantar luego sus intentos de ataque hasta Qiddiya. El lituano Vaidotas Zala, que quedó rápidamente fuera de la pugna, se ofreció el privilegio de inaugurar el palmarés saudí del Dakar en la categoría, mientras que Mathieu Serradori rubricaba la primera victoria de etapa de un auténtico amateur desde hace 32 años en Qadi Al Dawasir. Solo les queda seguir madurando para aspirar a lo más alto.

57 años tiene el ganador en coches, quien ya es un a leyenda viviente del Dakar.

"Estoy muy contento. Gracias a Lucas, al equipo. A toda la gente que me apoya, a todos los fans, a la familia. A Red Bull, a Bahrein. Ha sido un rally muy difícil." CARLOS SAINZ, GANADOR EN COCHES

"Hemos ganado, mi tercer Dakar. Fue una carrera muy difícil, muy larga. Tuvimos algunos problemas pero pudimos solucionarlde la mejor manera." IGNACIO CASALE, GANADOR EN QUADS

"Dos americanos en un primer puesto. Sean ha realizado un trabajo extraordinario en este rally y el equipo entero también. El vehículo era estupendo." CASEY CURRIE, GANADOR EN SSV

DAKAR.COM