martes, 17 de enero de 2017

Danny agradece anuncio de apoyo y planea armar equipo

Danny Nogales está agradecido de antemano. A pesar de que se trata de un anuncio y que en el Rally Dakar 2017 corrió sin colaboración por parte del Gobierno, el vinteño expresó ayer su gratitud con las máximas autoridades nacionales, que adelantaron que ayudarán al piloto de motos en la siguiente edición del raid.

El corredor, que el 14 de este mes, se convirtió en el primer cochabambino en concluir un Dakar, todavía no llegó a la Llajta.

Se encuentra en Argentina y prevé arribar al departamento el jueves, a más tardar. Desde suelo rosarino (ciudad situada en la provincia de Santa Fe) y mediante un audio vía WhatsApp, Danny contó que las inundaciones son un impedimento para que se traslade con rapidez hacia territorio nacional.

“Si el Gobierno me ayudara para el Dakar del 2018, sería magnífico. Estaría feliz de tener ese respaldo”. Y se dio la licencia de soñar con competir junto a un equipo mecánico y otro logístico que le permitan una mejor actuación: “Así podré hacer una mejor representación. Ya pensaré en ir con equipo de apoyo mecánico y un apoyo logístico”.

Desde que se animó a debutar en el raid más peligroso del mundo (en 2016), Danny participó en la clase Maratón. La promesa que hizo hace unos días el vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, con respecto a ayudarlo en la próxima versión de la contienda, lo anima ahora a contemplar la idea de cambiar de especialidad.

“Ya no (competiría) en la categoría que corrí estos últimos años. Sería de mucha satisfacción ir y representar mejor al país”.

Nogales, conocido como el “llanero solitario” o el “corredor del pueblo” debido a que se presentó en el Dakar sin un número significativo de patrocinio, cruzó la meta en el centro porteño (en inmediaciones del Automovil Club Argentino, más específicamente) y fue aclamado por los bolivianos que radican en suelo argentino.

De momento, el Gobierno Autónomo Municipal De Vinto analiza cómo encarará la recepción de Nogales (que llegará esta semana), según detalló el departamento de prensa.

Por su parte, Wálter Nosiglia (cuadriciclos) y sus hijos Daniel y Wálter Junior (motos) arribaron ayer, luego de las 20:30, a La Paz. La familia fue recibida por sus admiradores, quienes no quisieron perderse detalles de cada movimiento de los pilotos chuquisaqueños.

Daniel (22 años) fue el mejor posicionado en la contienda. Logró el puesto 24 en la clasificación general de motos, mientras que su hermano mayor (23) consiguió el peldaño 41.

El Lobo del Desierto, el padre de los “cachorros” debutantes, esta vez no pudo acompañar a sus hijos en la meta.

No completó la prueba por un problema sin solución en el chasis de su cuadriciclo y se alejó de todas las chances que tenía de reeditar el resultado histórico que logró en 2015, cuando ocupó el tercer puesto en cuadriciclos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada